Qué son las extensiones de dominio

A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

Los nombres de dominio se han convertido en algo habitual en nuestra vida, pues nos ayudan a recordar y acceder a sitios web sin tener que memorizar complejas direcciones IP. Estos nombres están formados por distintas partes y terminan siempre con extensiones de dominio que ayudan a identificar la región del sitio web o a qué sector o actividad pertenece.

Cuando contratas un hosting para alojar tu página web, blog o tienda online, es habitual que en la tarifa seleccionada se incluya la contratación de una extensión de dominio gratuita por un periodo de un año.

Qué es una extensión de dominio

La extensión de dominio es la parte final de un nombre de dominio que se encuentra justo a continuación de su último punto. También se la conoce como TLD o dominio de nivel superior y podemos encontrar ejemplos como .com, .mx o .org.

En el siguiente nombre de dominio www.hostingplus.mx, podemos apreciar como su extensión o TLD (top-level domain) es .mx (que hace referencia a la región de México, es decir, que la web es mexicana y esa es su área de influencia o actuación principalmente).

Las primeras extensiones de dominio aparecieron en el año 1985 y eran .gov, .mil, .edu, .com, .org y .net. Poco a poco fueron apareciendo nuevas extensiones hasta que el año 2011, la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers) comenzó a permitir solicitudes de TLD personalizadas.

Tipos de extensiones de dominio

Según la IANA (Internet Assigned Numbers Authority) podemos distinguir entre seis diferentes TLD o extensiones de dominio.

1. Extensiones de dominio genéricas

Las gTLD son el tipo de terminaciones web más comunes y que se utilizan para distintos tipos de sitios web. Entre ellas podemos encontrar a las populares .com (para web de carácter global), .org (para webs de organizaciones sin ánimo de lucro), .blog (para blogs), o .net, entre otras.

2. Extensiones de dominio genéricas restringidas

Dentro de las extensiones de dominio genéricas podemos encontrar una serie de ellas que están restringidas (grTLD), es decir, que tienen un uso limitado a ciertos colectivos específicos.

Entre esas extensiones restringidas tenemos .biz (para empresas o negocios), .pro (para profesionales acreditados en un sector), o .name (para personas individuales).

3. Extensiones de dominio de código de país

Son terminaciones web por países o territorios (ccTLD), y se encuentran indicadas dentro de la norma ISO 3166.

Algunos ejemplos de este tipo de extensión son:

.mx para México.
.fr para Francia.
.jp para Japón.
.br para Brasil.

Este tipo de extensiones son las que más registros obtienen, superando los 160 millones, según datos de Verisign del año 2020.

4. Extensiones de dominio patrocinadas

Este tipo de extensiones son gestionadas por organizaciones, ya sean públicas o privadas, y establecen sus propios criterios de registro y uso de las mismas.

Dentro de estas extensiones de dominio (sTLD) podemos destacar .gov para plataformas web gubernamentales o .edu para webs con un enfoque educativo.

5. Extensiones de dominio de infraestructura

Solo incluye la extensión de dominio .arpa y se utilizó en 1985 con el fin de facilitar la transición hacia los nuevos sistemas DNS.

6. Extensiones de dominio para pruebas

Son extensiones que están disponibles para realizar test y que no pueden ser registradas por cualquier usuario o empresa.

¿Puedes utilizar cualquier extensión de dominio en tu web?

Aunque hay una gran flexibilidad a la hora de contratar extensiones de páginas web, la realidad es que existen ciertas limitaciones a la hora de usarlas. No puedes emplear ciertas extensiones en tu web, como por ejemplo la extensión .mil que está destinada a sitios del ejército de Estados Unidos, o .edu que está destinado únicamente a sitios web destinados a la educación.

Sin embargo, existen amplias posibilidades para contratar extensión de dominio por país o por actividad para tu portal web. Por ejemplo, puedes utilizar .com para la versión internacional de tu web, .mx para la versión nacional de la misma, o .es si quieres operar en España, por ejemplo.

Las entidades que gestionan los distintos tipos de extensiones de dominio establecen condiciones propias para su registro. Un ejemplo lo podemos encontrar en las extensiones .mx, .es y .us. Mientras que para registrar un dominio .mx o .es no hay condición alguna, para hacerlo con .us hay que demostrar que la web tiene presencia en Estados Unidos (lo mismo ocurre para la extensión de dominio .eu, que se debe demostrar la presencia en un país de la Unión Europea).

Hemos visto qué es extensión de dominio y cuáles son sus diferentes tipos. Gracias a esta parte final del nombre de dominio podemos identificar si una web pertenece a una zona concreta o cuál es su actividad principal.

Fuente: https://www.hostingplus.pe

Deja tu comentario

Suscribete a nuestro Boletin

Recibe las noticias en tu correo electrónico.